Palacio del Obispado

La semana pasada les presumí el Mirador del Obispado, y esta vez les voy a presentar al Palacio

que le da el nombre a este mirador.

Se le conoce como Palacio del Obispado o simplemente “El Obispado”, porque fue construido

entre 1787 y 1788 por órdenes del obispo de Monterrey Rafael José Verger, quien vivió ahí hasta

su muerte en julio de 1790.

Desde ese año en realidad tuvo distintas funciones, aunque fue sobre todo cuartel militar, en

1816 se le agregaron cañones, el comandante Joaquín de Arredondo lo tomó como base para

combatir a las fuerzas insurgentes.obispado

Durante la invasión norteamericana a Monterrey en 1846, los soldados mexicanos resistieron

las brigadas del general John Worth, quien conquistó esta loma ése mismo año, creando el lema

popular de: “quien controla el Obispado, controla la ciudad de Monterrey”.

En 1888 se convirtió en para atender a los enfermos de fiebre amarilla durante la epidemia que

azotó a Monterrey a fines del siglo XIX.

Inclusive funcionó como cabaret en la década de 1920, promovido por las autoridades

revolucionarias anticlericales.

Fue declarado monumento colonial el 8 de diciembre de 1932, pero estuvo varios años sin uso

definido, hasta que se restauró en la década de 1950 con la intención de instalar ahí el Museo

Regional de Historia de Nuevo León, el cual fue inaugurado el 20 de septiembre de 1956

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *