El Encierro (Parte 2)

Recorrer esos largos pasillos, el frio que produce el entrar a una construcción cuya finalidad es el aislamiento, algunas caras más amables que otras, pero sobre todo, el olor. Difícil de describir eso que llaman “olor a encierro”, sin importar si estas al aire libre, los sentidos se impregnan de esa sensación. El frio se compensa con caras de asombro al ver entrar a alguien en días que no son de visita. Pasar junto a ellos se convierte en una experiencia cálida, después de la primera impresión, la mayoría de los internos se sienten agradecidos de ser visitados, reconocidos, valorados.

unnamed

Adentro es una pequeña reproducción del afuera, es una sociedad, con códigos y valores, en la que existen normas, escuela, trabajos con base en horarios precisos, se les da la oportunidad de desarrollar sus habilidades, ayudar a otros mediante la enseñanza de diversas especialidades, hay deporte y cultura, mismos que ayudan a mantener un control sobre la población, pues se convierte en un incentivo para la buena conducta.

Existe un lugar a la que llaman “la cárcel dentro de la cárcel”. Es un área restringida, de aislamiento total en al menos los primeros tres meses que dura un programa de rehabilitación de adicciones guiado por especialistas comprometidos con tu labor. A esta área se ingresa por voluntad propia, y el esquema que se sigue está basado en un apoyo integral y profesional. Al final de esos tres meses, continúa el trabajo, pero ya no en aislamiento, y al finalizar realizan una ceremonia de graduación a la que son invitadas las autoridades para mostrar los logros y la disciplina adquirida. Una vez que las generaciones regresan a la comunidad general, siguen ayudando a sus compañeros, aquellos que teniendo algún tipo de adicción, buscan mejor.

Es una ironía darse cuenta de que para ellos, el encierro parece eterno, pero al mismo tiempo, para los que ingresamos el tiempo pasa volando, hay tanto que hacer, tanto que quisiera dejar que unas horas a la semana son insuficientes.

Delitos màs o menos graves, no importa, a la hora de trabajar con ellos, eso pasa a segundo termino, puedo reconocer el talento, las ganas, el compromiso, líneas difuminadas de honor y honradez y me siento afortunada de poder descubrir a los humanos que viven en el encierro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Canvas

septiembre 2020
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930