Nuestro gemelo

En días pasados la NASA informó que descubrió un planeta “gemelo” de nuestra Tierra, descubierto por la misión Kepler. No sólo en masa y con atmósfera similar, sino que también tiene una órbita a distancia suficiente de una estrella para considerarlo habitable. Su tamaño permite que albergue vida.descarga

Este descubrimiento, sumado a otros planetas que reúnen las características necesarias nos llevan a replantear la constante pregunta sobre si estamos solos o no en el universo.  Lo que hace único al nuevo planeta -nombrado Kepler 22b- es su localización respecto a la estrella que orbita, pues la distancia existente se convierte en el factor determinante para mantener el ciclo del agua. Muy cerca de su “sol” la atmósfera se desintegra,  y muy lejos, se congela.

De acuerdo con el Profesor Brian Cox,  en planetas con similares condiciones a las de nuestro planeta es altamente posible encontrar vida,  no obstante, eso no significa encontrar civilización. Puede tratarse incluso de vida a nivel unicelular.

Como sea eso debería llevarnos también a preguntarnos qué estamos haciendo con nuestro planeta,  volver a maravillarnos y aprender de él antes que pensar en colonizar otro.  Hay que tener en cuenta que para llegar a nuestro vecino más cercano se requiere un viaje de 2 años. No obstante, resulta muy interesante conocer que hay otros planetas como este y sobre todo, que ya estamos acercándonos a ellos más allá de nuestra imaginación.

 

 

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *