Buen Ciudadano? Es prácticamente imposible!

La reglas para ser un buen ciudadano son muy sencillas. Cosas como «no pase», «no rebase la linea amarilla», No te pases el «alto», en fin!

El tipo de cosas a las que nadie hace caso. Digamos que son tan sencillas que mejor hay que hacerlas de lado y enfocarse en lo realmente complejo, por ejemplo, pasar la calle cuando los carros tienen la luz verde y avanzan a gran velocidad. Eso si es un verdadero reto!

Pero bueno!  Y qué pasa cuando decides que es momento de cambiar? Cuando decides que el planeta gira hacía el lado correcto y que el semáforo no es lo único feliz en este mundo?

Llegas al final de la banqueta, miras el semáforo peatonal en rojo y esperas tranquilamente tu turno para pasar, pero… El semáforo nunca cambia a verde!!!

Esperas y esperas y esperas y esperas hasta que te das cuenta que llevas 10 minutos y el semáforo no cambiará jamás. ese es el momento en que tomas valor y te lanzas contra el flujo de automóviles que vienen a toda velocidad. Esquivas perros, niños, bicicletas, motos, autos, patrullas, camionetas, combis, camiones, tanques, buques, aviones, trenes, hormigas… Hasta que llegas al otro lado sano y salvo!

Jadeas, respiras y terminas la mentada que empezaste en el segundo carril, mientras te preguntas:

¿Debo ser un buen ciudadano? – Ni ma….

¿Cómo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Canvas

septiembre 2020
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930