De interacción humana y otras cosas

-Lo siguiente es un escenario alternativo durante una falla de Netflix-

Hace algún tiempo las personas se reunían para charlar, comer, beber, bailar y convivir sin que nadie sacara un celular. Había algo que se llamaba interacción humana.

Sin título1Si eres un joven millenial, muy probablemente estas pensando -¿Pero qué dice? ¿Esta mujer está loca? Claro que existe las relaciones humanas!- y entonces corras por tu smartphone (en cual seguramente estas leyendo esta entrada) para mostrar tus mas de 1200 amigos que tienes en Facebook, Twitter o Instagram con las fotos de la noche anterior y sus múltiples etiquetas prueban que estuviste con personas de verdad en un espacio real.

Pero también joven millenial es muy posible que ni siquiera hayas terminado de leer ese párrafo por que la atención promedio es de 8 segundos, un poco mas que la un pez dorado. Y eso va para la población adulta en general, no solo para los jovenzuelos.

El día a día esta cargado de notificaciones, alertas y ajetreos. Tenemos cada vez menos tiempo para hacer mas cosas y parece que nos estamos volviendo menos capaces de poner atención. El cerebro humano y su manera de procesar la información están cambiando por que los hábitos culturales lo hacen también. Somos nosotros quienes provocamos estos cambios y los mismos que no somos capaces de digerirlos. Por que por mucho que me fascine el tenerlo todo a un click de distancia, también extraño mucho la interacción social “normal”. Sí, esa que no implica una pantalla, andamos con nostalgia y ni como ayudar. Sin embargo todo es una contradicción.

Es como la peli de Woody Allen: Media noche en Paris, donde además de un maravilloso soundtrack y unas referencias literarias barbaras, nos muestra ese descontento con nuestro tiempo y esa fascinación por añorar las eras doradas donde todo era mas “real” …incluido el olvido, hasta que el protagonista se da cuenta y corre a la seguridad de nuestro siglo y al cobijo de Google.

¿Ya perdí tu atención o superamos al pez dorado?

Los expertos sugieren desconectarte por lo menos 15 minutos de la tecnología y reforzar los vínculos personales con la gente a nuestro alrededor, escribir notas a mano, leer el periódico (ajá en papel) y luego comentarlo en el trabajo o incluso sugieren cosas tan descabelladas como reunirse con otros seres humanos en una zona sin WiFi y hablar. Incluso se habla de activación física…madre mía que horror.

Ea! No se diga mas, vamos ya, propongo desconectarnos del mundo por 15 minutotes para estimular las relaciones humanas y… ah! pero después de zamparme los nuevos capítulos de las 6 series que veo al mismo tiempo en Netflix que ya volvió a la vida.

Sin título01

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Canvas

junio 2020
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930