Conociendo mas de Monterrey

Las vacaciones han terminado pero yo sigo dando la vuelta por la “Sultana del Norte”. Santiago es un Pueblo Mágico escondido entre la Sierra Madre Oriental y la Sierra de la Silla, las casas y calles del poblado son un gran atractivo, aquí hay muchas más cosas que hacer. ¿Qué tal saborear un delicioso asado de cerdo, navegar en un catamarán o aventurarte en las cascadas cercanas y zambullirte en sus cristalinas aguas? ¡Aquí todo es posible! En el templo de Santiago Apóstol, construido en 1745, así como el Palacio Municipal, erigido en 1910, se conserva el estilo arquitectónico de los siglos XVIII y XIX. En las calles de Santiago se respira un tranquilo aire provinciano que invita al descanso. Después de relajarte en una banca, pide una mesa en alguno de los muchos restaurantes de comida local e internacional.daryl

Este colorido poblado se encuentra rodeado por enclaves naturales ideales para practicar ecoturismo. Tal es el caso de la cascada Cola de Caballo, en cuyas aguas puedes refrescarte y cuyos muros de roca puedes descender a rapel. Muy cerca, en los Pozos del Chipitín, es posible nadar, pasear por los alrededores y contemplar un maravilloso paisaje.

En la presa La Boca, los deportes acuáticos son la principal atracción. Surcar sus aguas sobre motos acuáticas o realizar esquí son sólo algunas actividades que puedes realizar. Si prefieres algo más tranquilo, la orilla de este banco de agua es ideal para pasar un día de campo en familia.

Otro sitio que puedes explorar es Los Cavazos, donde se reúnen los artesanos de la región para vender muebles de madera, figuras de cantera, piezas de barro pintado a mano y objetos de piel. Los fines de semana, este sitio es muy concurrido por visitantes locales y extranjeros.

Después de una mañana de aventura en Los Cavazos, prepárate para consentir a tu estómago con los exquisitos manjares tradicionales. Disfruta de un asado de cerdo, carne seca de res en caldillo, costillas de cerdo con elote o un delicioso cortadillo de res. Prueba también los tamales, jocoque, gorditas de manteca, el pan de elote y los dulces de leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *