Harry Potter

Con el estreno de Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 2 en el cine,  la “Pottermanía” ha vuelto a alcanzar el cenit pensando que ya no habrá mas. Por todos lados se vuelven locos diciendo que ya se termina y se habla de la “Generación Potter”.

Esta generación yo la dividiría en dos grupos : Los fans de las películas y los verdaderos “Pottermaniacos” que de verdad vivieron los libros y retomaron el hábito de la lectura a través de ellos.

El valor literario de Harry Potter fue aumentando alcanzando su punto mas alto en el 5to libro Harry Potter y la Orden del Fénix para finalmente  perder toda calidad en el séptimo Harry Potter y las reliquias de la muerte quedando incluso peor que el primer libro Harry Potter y la piedra filosofal.

A título personal me declaro enamorada de la saga,  sin embargo puedo reconocer que la calidad literaria de sexto y séptimo libro es nula,  pareciera que la autora se dedicó a complacer los caprichos adolescentes de sus seguidoras promedio,  mas fanáticas de las películas que de los libros, en lugar de ser  fiel al interior de su mundo creativo. Así fue como se creó incoherencia en las partituras de personajes clave como Lord Voldemort,  Severus Snape, Remus Lupin  o inclusive Albus Dumbledore. La trama pareciera prometer continuidad al final del sexto sobre lo que sería el inicio del séptimo para finalmente enfrentarnos con un giro de la historia que desvía la atención y el propósito de los 6 libros previos,  dejando el que parecía ser el argumento central como elemento decorativo.

A muchos personajes se les faltó terriblemente al respeto,  todo para tratar de reivindicar a un Harry con el que se jugó un cambio de perfil muy interesante en la quinta entrega,  colocándole como un personaje mas cercano al lector,  en lugar del héroe por accidente.

 

Como quiera que sea el 80% del valor cultural de Harry Potter está en la puerta a la imaginación ofrecida  a toda una generación que la hizo suya,  la tomó de base no solo para retomar el hábito de la lectura,  sino también para sumergirse en ese mundo mágico  y hacerlo su refugio, lo cual llegó desde crear clubes de fans para compartir ,  has despertar incluso el deseo de la escritura,  Harry Potter fue sin duda una plataforma importante para que un subgénero literario hiciera un boom  : El Fan Fiction.  Donde muchos jóvenes de todas edades produjeron trabajos que en calidad muchas veces superan al original de la saga.

Para llorar emocionada, disfrutar y crear nexos de una generación,  el libro cumplió su objetivo. Pero no podemos dejar de reconocer lo descabellado de postular a JK Rowling para un premio literario, como ciertas fans pretenden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *