Vuelta de Hoja #23 – Alicia en el País de las Maravillas

Ambiente histórico-social en el que se escribe la obra:

Lewis Carroll refleja en Alicia las características de la Era Victoriana, época en la que vivió y escribió. Son constantes las alusiones los ideales de su época, encarnados en aquellos escritores que rechazaban a los autores románticos del primer cuarto de siglo. Así Dickens, Tennyson o Thackeray eran los autores más representativos.

Los ideales de la época son principalmente:

Ideal de progreso: Se vivía un auge total en casi todos los ámbitos: científico (las teorías de Darwin), económico (la revolución industrial), social (un aspecto discutible debido a las penurias de las masas proletarias), tecnológico (el ferrocarril), geográfico (la conquista de la India y los viajes por África de Stanley y Livingstone).

Espíritu didáctico y moralista: Carlyle y Dickens son autores testigos y denunciantes de una época en la que las injusticias sociales estaban a la orden del día. Gran parte del proletariado tuvo muchas aspiraciones y consiguió obtener una educación general (que incluía leer y escribir) por lo que los autores se sentían educadores de masas. Esto explica el auge del melodrama y de las novelas por entregas.

Espíritu de descubrimiento y de aventura: Los viajes de Livignstone y de Stanley apasionaban a la población por lo que explica que Carroll haga de Alicia un viaje en el que el lector ve con detalle el mundo ignoto al que se le ha transportado.

Espíritu religioso: Llega hasta una especie de misticismo en el que se intentan unir los nuevos descubrimientos al acercamiento de Dios.

La característica esencial de la era Victoriana es el sentido práctico la búsqueda de la realización personal o colectiva, es decir, el sentido inglés del fulfilment o accoplishment.

Otra característica de la época, tan moral y tan amante del trabajo, es que esta sociedad es la creadora del juego recreativo. Juegos como el Backgammond, el rugby, el crocket o el tenis son puestos de moda y extendidos por toda Europa. Si Carlyle es considerado el apostol del trabajo Carrol es sin duda el apostol del juego ya que es un elemento clave en la historia de Alicia.

150323222040_alicia_624x351_getty

– Resumen argumental:

Tras el paseo rutinario de la tarde, Alicia echa a correr detrás de un conejo blanco parlante y ataviado con vestidos. Cuando llega a su madriguera se da cuenta que ésta es la entrada a un mundo desconocido.

En él Alicia vive unas aventuras singulares que nos recuerdan a todo lo que vivimos en nuestros sueños. Ella es una niña inglesa de buena educación que no cesa de discurrir e imaginar por lo que no parece asombrarle en absoluto nada de lo que vive. De echo cambia de estatura a cada momento, conoce a múltiples animales, escucha numerosas historias de los personajes y es invitada a extraños eventos y fiestas. Alicia se adentra en un mundo surrealista y onírico del que despierta justo antes de que la Reina de Corazones, esa extraña mujer gritona y dominante, le cortara la cabeza.

  • – Tema:

La idea que transmite Alicia es la de trasmitir y reflejar un mundo onírico y surrealista, reflejar lo que todas las personas tenemos dentro de nosotros y de lo que muchas veces nos avergonzamos por considerarlo simple y disparatado. En suma, Alicia en el País de las Maravillas es un cuento realizado con la idea de divertir a la verdadera Alice Liddell, la Alicia por la que Carroll sentía una profunda amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *