Donde te encuentre, maldito Murphy, te mato!

Hacía meses que no venía a mi cabeza la frase «si algo puede salir mal, saldrá mal».

Y la pregunta: ¿Cómo es posible que un archivo de Power Point cambie de formato en su viaje por la nube desde mi correo electrónico hasta otra bandeja? ¿Es posible eso?  Estoy seguro que de vivir en Estados Unidos ya estaría demandando a Microsoft con posibilidades de ganar.   Este chistesito informático me ha costado un buena cantidad de dinero para solucionar la impresión de 1000 volantes que salieron mal, habrá que volver a hacer desde cero.  Rayos!

Justo cuando pensé que ahí podían terminar las malas noticias, me informan que el disco duro que hay que formatear no es compatible con la interfaz y habrá que comprar otra!  Mañana visita obligada al centro a conseguir la interfaz adecuada y de regreso a salvar la información para poder seguir trabajando. Por ahora todo esta detenido, la información vive enterrada como los mineros de Chile esperando por su «Fénix 2».  Más dinero de imprevisto.

¿Cómo se supone que compre los tenis del «10» si todo va a fallar?  «Yo opino que chale» Pura sabiduría popular aplicada.

Estados de ánimo

En otras noticias, he creado y comenzado a escribir en este blog sólo para no dejar de lado la vena escritora; así como he dedicado muchas hora a juntar sonidos y silencios, esta vez haré lo mismo juntando letras y espacios.
De verdad espero tener mejor humor para la próxima publicación, mientras tanto me deleitaré gozando del enojo de cerrar el viernes con pura mala noticia.

Buen fin de semana!
CV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Canvas

noviembre 2019
D L M X J V S
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930