Forevereando en carretera!

La semana pasada fui a Aguascalientes a investigar un par de situaciones académicas en la Universidad Autonoma de Aguascalientes. Fue uno de mis mejores viajes en mucho tiempo, a pesar que de ida tardamos una hora más en llegar debido a que cerca de Querétaro había trabajadores reparando la carretera y sólo se podía transitar por un carril.

Llegar a la ciudad de Aguascalientes fue más sorpresivo de lo que esperaba, lo que cual me hizo muy feliz. Los días se me fueron como agua.

La anécdota que hoy les platicaré sucedió cuando emprendí el regreso a la Ciudad de México, lo que pudo ser un viaje tranquilo se convirtió en una noche sin descanso. Abordé, mi asiento fue el 22, así que tuve que compartir la fila con otra persona. La salida de Aguas fue de lo más tranquilo- Aproximadamente a los 50 minutos de viaje se escuchó un ronquido a lo lejos, no le di importancia, cuando se viaja de noche por autobus es comun que alguien se duerma y ronque.

Unos minutos más tarde otra persona empezó a hacer segunda en los ronquidos, luego otra y otra… más de medio camion roncaba!!!

Y aun faltaban 5 horas y media de viaje! 🙁

Así llegue a la Ciudad de México sin poder dormir en el ronquibus (Turistar) de lujo.  Como no foreverearlo?!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *