Ensaladas enfrascadas

Las campañas políticas me dejaron de regalo una dolorosa gastritis.  La comida de los lugares aledaños a la oficina es normalmente grasosa, no sólo hablo de las garnachas típicas, también de los lugares de comida corrida o “paquetes de comida casera”o que son guisados tradicionales sin sabor y que al menos a mí me caen pesados.

AsAfdKwxlk6L0e_TL7TF4lrdzr3qr9HbvaFCebInXq75La opción era,  por supuesto,  llevar comida casera,  pero para empezar yo confieso que ODIO andar cargando los típicos “tupper Godinez”  odio no tener las manos libres y creo que esos siempre se olvidan.  Así que recordé un proyecto popular en Pinterest : .Mason Jar Salads

Desde hace un año tenía ganas de intentarlo,  pero no era tan sencillo conseguir los frascos aquí. Y no,  no es pose, sucede que estos frascos tienen la peculiaridad de sellar al alto vacío,  lo que mantiene la ensalada súper fresca, yo sólo tengo dos frascos así que la hago para dos días, pero cuando me como la segunda parece recién hecha.

 

El secreto para que queden bien es hacerlas por capas- En la primer capa debemos poner el aderezo,  en la segunda vegetales que puedan absorber aderezo sin que eso afecte su consistencia -colifor, brócoli, chayote, pepino- la siguiente de vegetales resistentes como aceitunas, o jitomates cherry  después la proteína -jamón, atún pechuga de pavo, queso etc-  A eso puede añadirse otra capa de elote, zanahoria o arándanos por ejemplo.  Y la capa final es para los verdes -lechuga, espinaca, kale etc-

Amd-zeSYCse4dIBMEUdl5jaVb6UwREiNKFhhN0AT0wubLo mejor de todo es que después puedes simplemente meter el frasco a tu bolsa y no te estorba,  para comer puede ser dentro del mismo frasco o vaciarlo en un plato y mezclarlo.

Así llevo tres semanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *