Aforismos (útiles) para entenderse con un chilango

 

 

  1. Respeta y valora su autoridad en comida callejera, sobre todo en tacos. El chilango es un gourmet consumado si de tacos de tripita dorada se trata. Tacos al pastor con piña, salsa y Boing de mango, tacos de chuleta y la salsa aparte, tacos de mixiote con doble tortilla, campechanos con cilantro y cebolla, nombra los que quieras, seguramente ya conoce el mejor lugar para deleitar tu paladar.
  2. La paciencia es su fuerte, que no te engañe ese estilo de vida apresurado que lleva. No es de a gratis, lleva años de entrenamiento soportando el tráfico infernal de Viaducto, Periférico, Insurgentes, Eje Central.
  3. Aquella ley de la física que dice que ningún cuerpo puede ocupar al mismo tiempo el lugar de otro, es derrumbada por los habitantes de la CDMX por lo menos dos veces al día (mañana y tarde) en las estaciones del metro Tacubaya, Hidalgo, Zócalo, Zaragoza, Insurgentes, Chapultepec y Merced. Al capitalino la física se la pela.
  4. Las quesadillas pueden prepararse SIN queso, con OTROS ingredientes y seguir llamándose quesadillas. Eso no se rebate ni se discute.
  5. El metro es el cielo y el infierno al mismo tiempo, salva y destruye, todo en un mismo vagón. Depende de ti y si saliste de casa a tiempo, si llueve, si hay marcha lenta de trenes o si dosifican el flujo de pasajeros en las estaciones.
  6. La Ciudad de México es mucho más que la Basílica de Guadalupe, Xochimilco y Coyoacán.
  7. Nunca es demasiado tarde o demasiado temprano, siempre podrás encontrar un horario que te acomode a tus necesidades: lavandería, tiendas, gimnasios, entretenimiento, asaltos, etc. La gente de la capital duerme poco o casi nada.
  8. El acento chilango NO existe, son los otros habitantes del país quienes hablan raro.
  9. La catsup es un bálsamo extranjero que adoptaron como propio, se le pone a todo, absolutamente todo, lo que pueda ser comestible y eso tampoco está a discusión.
  10. Lo más maravilloso de vivir entre tanta gente es el anonimato que te cobija. Puedes llegar a ser invisible, hasta que un temblor te saca en calzones a la mitad de la noche junto con todos los vecinos de tu edificio.

One thought on “Aforismos (útiles) para entenderse con un chilango

  1. Solo te faltó decir decir que vivir aquí es un verdadero reto a la longevidad que, por supuesto es algo que el chilango no contempla porque se ve a si mismo por siempre joven, activo y sin achaques. Esta ciudad, como muchas megalópolis del mundo occidental, es el paraíso de los “milenials”: enorme, heterogénea, absoluta y rotundamente dramática, además de única. Tiene todo para que los jóvenes satisfagan su adicción a la adrenalina en medio de un caos urbano que no beneficia mucho, ni a los recluidos niños, ni a los limitados ancianos. Pero eso no importa pues la juventud es eterna mientras dura. En fin, chilanguitos, chilangos y chilangotes viven en esta Ciudad de todos nuestros pecados, respirando el smog, multiplicando el cortisol al interior de nuestras venas provocado por el inevitable y continuo estrés de vivir en una megalópolis de estas catacterísticas y, por supuesto, dificilmente disfrutando un hacinamiento humano que no suele arrancarnos precisamente sonrisas. Vivir en estas condiciones acorta la vida, para acabar rápido y, por supuesto, restringe su necesaria calidad para vivir más y mejor. Aun así y, a pesar de todos sus infinitos problemas, la gente quiere seguir viviendo en el Ombligo de la Luna y entonces, más allá del misterio que envuelve siempre a una decisión de este tipo, me digo: “Por algo será”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *