Ruben Blades. Tangos

Así cómo cuando tu restaurante favorito, al que vas en busca de comida y comfort, te sorprende con una nueva versión de tu plato favorito; así pasa con la música cuando un artista (sí, así con todas sus letras) re versiona sus grandes éxitos.  Claro que, al igual que al chef, el músico también encuentra dificultades para dar con una pieza que se saboree a los oídos como algo nuevo, aunque use los mismos acordes.

Dentro de esa lista de poquísimos que logran renovarse está Ruben Blades, que le ha hecho casi de todo (cantante, músico, actor, político, activista), llega y saca un álbum con sus éxitos; pero, lejos de ser un Greatest Hits, Blades nos regala un menú con 11 tiempos al que le titula Tangos.

Once salsas que Blades, al lado de Carlos Franzetti, convirtió en tangos para darle una nuevo aire a los temas ya conocidos. Los arreglos son muy atinados, las flamboyantes armonías de tropicales se transforman sin obstáculos en las cadenciosas tonadas del tango.

Pedro Navaja, tal vez su tema más emblemático, se escucha muy natural y Blades acomoda las palabras tan bien que pareciera que siempre fue tango; lo que resulta normal, ya que esa pieza tiene mucho de teatral, como el tango mismo.  Por eso no extraña que suene tan bien.

Probablemente la pieza que más gusta es Ligia Elena, aquella canción que denuncia el racismo de las clases altas contra un trompetista de color que se fuga con una muchacha blanca.  En la versión nueva, el trompetista se cambia por violinista y en algún punto se habla de la Recoleta para hacerla más ad hoc; lo cual no quita que suene igual de bonito aquella frasecita de “Dulcemente se escurren los días en aquel cuartito”.

El álbum es una gozada de principio a fin, tanto si ya eres es fan de Blades, como si lo descubres por primera vez; o bien, si prefieres, también puedes escucharlo en loop.  Al fin y al cabo, cuando un platillo gusta, se vale repetir hasta vaciar la cazuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *