Tulum, pirámides en el paraíso

He escuchado muchas veces que las playas mexicanas son las más hermosas del mundo; y esto ha sido de boca de mexicanos y no mexicanos. Cada vez que escucho algo así me pregunto si será un cumplido obligado por estar en suelo nacional, o si es un realidad incuestionable.  Y como considero que cuestionarlo todo es una sana costumbre, tuve que ir a corroborarlo con mis propios ojos.

Ya he conocido playas en diferentes estados, como Guerrero, Jalisco, Veracruz y Quintana Roo, y todas son, efectivamente, muy bellas; en todas se destacan los colores del mar y cada una tiene arena con textura diferente. Es realmente emocionante llegar al lugar en donde comienza la masa de agua marina, sentir la arena entre los dedos y el agua acariciando tus piernas.

Captura de pantalla 2015-10-22 a las 7.15.02 p.m.

En esta ocasión tuve la suerte de visitar la zona arqueológica de Tulum, en la Riviera Maya. Es simplemente asombroso.  Si ya es grandioso ver pirámides construidas hace más de 1000 años en medio de la nada, verlas prácticamente a la orilla de la playa es simplemente increíble.

Y el mundo lo sabe bien, pues en el camino que te lleva a la playa se pueden escuchar tantos idiomas como personas existen; ver a tantas nacionalidades compartir este espacio es realmente mágico e ilustrativo.

La sensación de recorrer los pasillos, teniendo a cada lado una edificación milenaria es maravilloso; pero nada se compara con la imponente estructura que llaman “El castillo”, erigida en un pequeño risco que mira al mar y vigila el valle en donde están el resto de edificios de esta civilización ya desaparecida.  La selva se hace presente en todo el recorrido, pues rodea toda la zona arqueológica; gracias a esto podemos observar iguanas de todos los tamaños y todo tipo de árboles frutales.

Fuera de lo mágico, y volviendo a lo terrenal, la zona arqueológica de Tulum tiene todo lo que un turista puede necesitar; desde los guías clásicos que te platican toda la historia en el idioma que quieras, hasta una de esas cafeterías muy caras cuyo logotipo es una sirena con dos colas.

El costo de entrada para el público en general es de $65 (mxn), y para estudiantes es gratis al presentar una credencial vigente.

Foto-30-09-15-4-01-01-p.m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *