¿Habrá un antes y después de la nueva MacBook Pro?

Apple es famosa por marcar tendencias con sus productos y, generalmente, después de un lanzamiento, como el del Mac Pro, todas las compañías lanzan algo similar para competirle a la compañía de la manzana mordida; sin embrago, desde ese lanzamiento las cosas han sido diferentes.  Nadie lanzó una computadora para el sector profesional con un diseño similar.

Tengo la impresión de que lo mismo va a suceder con la MacBook Pro que Apple acaba de presentar el jueves de la semana pasada; ¿Por qué? Es más o menos fácil de deducirlo.  Resulta que la nueva MacBook Pro tiene varios puertos USB 3.1/Thunderbolt, un estándar que solo Apple incluye en sus computadoras, lo que hace que la mayoría de periféricos requiera de un adaptador; también eliminaron uno de los mejores inventos de la historia, el cargador Magsafe ha muerto; esa genialidad que ayudaba a salvar la vida de tu computadora si te tropezabas con el cable.

img_1109

Otro de los puntos a destacar, tristemente, para mal, es que no hay un puerto lightning; la falta de este puerto hará que no puedas cargar tu teléfono, o los AirPods, sin la necesidad de una adaptador.  Y es aquí en donde creo que Apple ha descarrilado su propio tren.

La filosofía de los aparatos de Apple, desde que volvió Steve Jobs al trono, es que fueran tan sencillos de usar como sacarlos de la caja y comenzar a trabajar; pero resulta que en la era de Tim Cook, las cosas se han vuelto algo más complicadas y menos prácticas.  La cereza del pastel es, sin duda, esta nueva MacBook Pro que necesita adaptadores para todo; es como un buzo que utiliza un tanque de oxigeno para llenar el tanque que lleva en la espalda, todo mientras explora las profundidades del océano.

Espero que Apple se de cuenta que gran parte de su magia, y su éxito, radican en la facilidad de uso.  Quizás en el futuro todos sea inalámbrico, pero hoy todavía necesitamos algunos de los cables que la nueva MacBook Pro no es capaz de conectar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *